Blasco Joyeros

Información

Mi anillo, mi tesoro

Pocas palabras resultan tan contundentes y consiguen encapsular tanta convicción y fuerza como el “Sí, quiero”, ¿cierto?

Una alianza de bodas es, al fin y al cabo, algo más que un “anillo”, ya que marca el inicio de un nuevo capítulo en pareja. Una pieza llena de tradición que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, pero que ha conseguido mantener intacta su esencia: ser un símbolo de eternidad y compromiso.

Alianzas de oro amarillo modelo ‘Pasión’ de Blasco Joyero

Por lo general, suelen fabricarse en metales preciosos y tienen un diseño simple, aunque también pueden incluirse adornos como diamantes o grabados de mensajes personales, por ejemplo. Hoy en día, tenemos a nuestra disposición múltiples modelos de distintos acabados, colores, materiales… todo lo necesario para diseñar y personalizar nuestras propias alianzas.

Por cierto, aquí va un dato curioso: ¿Sabes por qué el diseño de una alianza de bodas es completamente redondo? Evidentemente, para asegurar un mayor confort y adaptabilidad al dedo, pero, mirando a través de la mirilla del sentido más puramente romántico, éste simboliza el infinito, sin principio ni fin. Apoyado en esa idea de amor eterno, también tiene mucho que ver el material precioso del que están hechos, ya que son difíciles de romper o dañar.

Incluir piedras preciosas es una tendencia, relativamente, contemporánea. En los últimos años, hemos sido testigos de una cierta inclinación hacia las alianzas de diamantes, ya que se asocian con el amor romántico. Además, apoyan ese leitmotiv e idea de eternidad debido a su fuerza y gran atractivo, aportando una mayor luminosidad a la alianza.

¿Cuáles son los metales más utilizados en alianzas?

El oro amarillo y el oro blanco suelen ser las opciones más tradicionales, aunque, más recientemente, el platino y el oro rosa han ido comiéndose terreno hasta convertirse en las opciones preferidas por su belleza y durabilidad.

  • El oro es el más utilizado para el diseño y fabricación de alianzas de boda, ya sea solo o combinado. Pueden ser de oro amarillo o rosa – el que menos cuidados requiere, así como el más fácil de limpiar – y rosa.
  • El platino es un metal más duradero que el oro y la plata, incluso. Tiene un mayor peso específico, así como, un mayor coste debido a su ardua obtención y dificultad para trabajarlo. ¿Lo mejor? No precisa de ningún mantenimiento o cuidado específico, basta con un baño de agua y jabón para dejarlo como nuevo (aunque si está rallado por el uso, será preciso pulirlo). Además, simboliza la unión entre lo femenino y lo masculino.

Como últimas recomendaciones, desde Blasco Joyero os aconsejamos: No tengáis prisa por escoger vuestras alianzas. Hoy en día contamos con una extensa lista de opciones al alcance de nuestra mano – y nunca mejor dicho- por lo que, paciencia antes de tomar una decisión… ¡que es para toda la vida! No lo dejéis tampoco para última hora… Al menos, seis meses antes de vuestro enlace, os animamos a ir conociendo y probando nuevos modelos. Tiempo de sobra para averiguar cuál os gusta más e ir definiendo vuestro propio estilo.

¡Entra en nuestro apartado “Diseña tu propia alianza” desde nuestra página web y desatad vuestra imaginación!

Contamos con una vasta experiencia en bodas y complementos para novias. Estaremos encantados de asesoraros y despejaros todas vuestras dudas antes de desfilar por el camino hacia el altar… ¡os esperamos!

Abrir chat