Blasco Joyeros

Información

¿Qué pendiente te favorece más?

Los complementos, tal y como ocurre con cualquier otra prenda de ropa, también siguen un código estilístico particular. Según la fisionomía de tu rostro o tus facciones, habrá pendientes que te sentarán mejor que otros.

Para saber reconocer cuáles son los ideales para tu tipo de rostro, primero tendrás que definir cuál tienes, ¿cierto?

Tu rostro puede ser:

  • Ovalado: Se considera la forma más armónica. Presenta una frente más grande que la barbilla y mejillas bien marcadas. Si es tu caso, estás de enhorabuena… ¡cualquier pendiente te sentará de maravilla! Aunque los de forma triangular se convertirán en tu mejor aliado, ya que romperán, sutilmente, la simetría de tu rostro acentuándolo mucho más.
  • Cuadrado: Cara angulosa con facciones de cierta “dureza” y un maxilar bien marcado. Mediante el correcto empleo de complementos trataremos de dulcificarlo y armonizarlo. Para saber si tu rostro es cuadrado, observa si la línea o nacimiento de tu cabello es recta y si el ancho de tu frente-mandíbula son similares. Desde Blasco Joyero, te recomendamos pendientes pequeñitos o de botón, los de formas redondas u ovaladas y, si eres más de pendientes largos, procura que el colgante en su parte baja también tenga forma redonda o triangular.
  • Forma triangular o corazón: Como un triángulo invertido, presenta un mayor volumen en su parte superior (con una frente más ancha) y que se va afinando conforme se aproxima hacia la zona del mentón. En este caso, recomendamos pendientes de gran tamaño, anchos u horizontales que puedan equilibrar la zona inferior.
Pendientes de cuarzo hialino y diamantes de Blasco Joyero
  • Forma de diamante: Barbilla puntiaguda y un tercio superior mucho más ancho (pómulos y frente). Para conseguir un rostro más armónico, compensa la zona inferior con complementos de gran tamaño: aros grandes, pendientes largos y con volumen. Huye de los pequeñitos, los de botón o los que tengan formas terminadas en punta que puedan enfatizar la forma de tu mentón.
  • Redonda: Presenta casi el mismo ancho y alto entre el área superior e inferior, con unos pómulos bien anchos. Si este es tu caso, hazte con unos bonitos pendientes cuadrados, rectangulares o triangulares. Por el contrario, evita otras formas redondas como los aros o pendientes de botón.
  • Alargada o rectangular: Cara más larga que ancha. Las mujeres de rostro rectangular presentan una gran simetría frente-pómulos-mandíbula, con una barbilla redondeada. Deberás acentuar la zona central del rostro. ¿Cómo? Optando por pendientes voluminosos, aros u otros de formas esféricas. Mejor que sean cortos… ¡evita los largos o de formas geométricas a toda costa!

Otro aspecto importante a tener en cuenta… ¡tu cuello! Si tienes el cuello pequeño o corto, difícilmente te favorecerán unos pendientes largos. Trata de que no te lleguen más abajo de la mitad, ya que te lo acortarán ópticamente. Si tienes un cuello alto, los pendientes largos te ayudarán a estilizarlo.

Modelo Vida montado en oro amarillo con diamantes de Blasco Joyero

Quizá ya te hayas dado cuenta por ti mism@, pero la regla de oro es la siguiente: hazte con unos pendientes que tengan una forma completamente opuesta a la de tu cara. Así de simple. Es decir, si tu rostro es redondo, los mejores pendientes para ti serán cuadrados o rectangulares; si la tienes cuadrada, entonces, usarás complementos redondeados, etcétera. Mediante una correcta elección de complementos, trataremos de ganar simetría y conseguir que la forma de nuestra cara se asemeje más a la ovalada de medidas más armonizadas.

En Blasco Joyero contamos con un amplio catálogo (tanto online como en tienda física) de pendientes que pueden ajustarse, perfectamente, a tus necesidades. Si aún te has quedado con alguna duda, ven a visitarnos a C/Barítono Marcos Redondo, 3 (Murcia).

¡Estaremos encantados de atenderte y ayudarte en todo lo que necesites!

Abrir chat