Blasco Joyeros

Información

Joyas al de-talle

Tal y como os explicamos en un post anterior (“A más quilates… ¿mejor anillo?”), la talla de un diamante es la cualidad más importante a tener en cuenta, pues juega un papel fundamental en la calidad final de la gema.

Hoy os vamos a hablar más en profundidad sobre los distintos tipos en los que se puede tallar una piedra preciosa. Pero antes, un breve apunte: la talla y la forma no son lo mismo.

  • La forma atiende a la geometría de la piedra y se relaciona, más bien, con su contorno. La más popular de los diamantes es la brillante redonda, muy común en anillos de compromiso. Son los que más destacan por su brillo, ya que cuentan con más de 56 caras que reflejan luz.

Los diamantes que no son redondos se apodan de “fantasía” y reciben también la denominación general de talla (ya sea princesa, marquesa o esmeralda, entre otras).

  • La talla evalúa el rendimiento ante la luz (capacidad de reflexión y brillo) y depende de varios factores técnicos: de sus proporciones, simetría y pulido (condición general de la superficie de las facetas de un diamante).
Solitario moderno de oro blanco de 18 K y diamante 0,35 Q (GVS2) de Blasco Joyero

¿Qué tallas podemos encontrar en el mercado?

  • Talla brillante

La talla brillante es el más conocido y también el más valorado. Muchas veces se confunden los diamantes con los brillantes, pero, ¿recuerdas el post donde te aclarábamos la diferencia entre diamante y brillante? ¡Ojo, con esto! Te invitamos a que le eches un vistazo: https://blascojoyero.com/brillante-y-diamante-son-lo-mismo/

Dependiendo de si la talla es buena o muy buena, toda la luz que entra a la piedra logra salir por la parte superior, creando así ese brillo tan sensacional y llamativo llamado ‘dispersión’. Es por ello que resulta ser la práctica más extendida en joyería.

  • Talla princesa

Común de ver en anillos de pedida donde el diamante tiene una forma totalmente cuadrada, aguda y con las esquinas sin cortar. Se caracteriza por sus 76 facetas y con un brillo comparable al de la talla brillante

  • Talla baguette

De aspecto alargado, estrecho y rectangular, como la famosa barra de pan francesa. Considerada una de las tallas más originales. Sin embargo, al tener menos facetas, brilla menos.

  • Talla esmeralda

Una de las más sorprendentes debido a sus formas rectangulares y esquinas biseladas, quedando como un octógono con facetas (entre 48-50) paralelas. También muy popular en anillos de compromiso.

Anillo tripo tesillo con diamantes y esmeralda de Blasco Joyero
  • Diamante oval

Una de las maneras más bonitas a la hora de tallar un diamante. Tallar la piedra precisa cuidando las líneas elípticas es una de las formas tradicionales.

  • Talla marquesa

Nos recuerda a la forma de una sonrisa. De hecho, su nombre se vincula a la sonrisa de la marquesa de Pompadour.

  • Talla corazón

Cortamos la piedra o diamante de modo que adquieran esa peculiar forma.

  • Talla asscher

Muy parecidos a la talla esmeralda, pero con los cantos recortados.

A pesar de que no existe un “catálogo oficial” de tallas, las que os acabamos de enumerar y describir resultan ser las más comunes de ver en el sector. Si te has quedado con alguna duda, ven a visitarnos a nuestro local en Calle Barítono Marcos Redondo, 3 (Murcia). ¡Estaremos encantados de ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites!

AVISO

Los pedidos realizados del 11 al 31 de agosto, serán preparados a partir del día 1 de septiembre. Lamentamos las molestias

Abrir chat